Nuestro trabajo diario impacta profundamente en la sociedad. Nuestras obras cambian dinámicas, abren nuevas oportunidades y permiten conectar a todo un país. Por eso, sabemos la importancia de aportar al desarrollo, particularmente al de la niñez, a la que apoyamos a través de educación y fortalecimiento de valores, porque los niños son realmente el futuro del país y en donde podemos empezar a marcar una diferencia.

Tenemos tres programas bandera: La Fundación Corazón Misericordioso, con su proyecto COLEGIO MARIA REINA DE LA PAZ, brinda educación integral bajo los principios católicos a los niños de las familias campesinas de la región y de bajos recursos económicos, desde preescolar y básica primaria.

LA FUNDACIÓN NIÑOS Y JÓVENES TALENTOSOS, la cual busca, mediante un proceso de formación integral, descubrir e impulsar los talentos intelectuales, espirituales, humanos y culturales de niños de estratos 1,2 y 3 entre los 6 y 17 años, incentivando el alto nivel académico reforzando su nivel escolar y resaltando sus habilidades artísticas.

LA FUNDACIÓN TALITHA QUM está dirigido a niñas y adolescentes, quienes por su entorno social están en alto riesgo de vulnerabilidad. Mediante el programa se busca la restitución de sus derechos con la formación de calidad, inclusión, equidad y justicia.